Noticias
Para un agro sostenible.

La urgencia de bajar la carga química en los cultivos agrícolas

En la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en 2002 (hace 16 años) en Johannesburgo, los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas fijaron una meta clara: para el 2020 los productos agroquímicos se deben producir y utilizar de forma que reduzcan al mínimo los efectos adversos significativos sobre la salud humana y el medio ambiente. Hoy a dos años de llegar a la fecha acordada, ¿estamos cerca de la meta?

No se puede desconocer que los plaguicidas son un mal necesario, pero el problema aumenta con las prácticas inadecuadas en su aplicación y en el desecho de residuos que generan contaminación ambiental al acumularse en los suelos y en los ríos.

Bien se sabe que es importante transitar hacia una agricultura más sana, en la cual los medios biológicos deben ser la herramienta principal contra las plagas y enfermedades.

Tampoco se suele tener presente el costo que se debe asumir frente a las enfermedades y lesiones asociadas por los productos agroquímicos.  La gestión racional, puede reducir estas cargas financieras y para la salud, además de mejorar los medios de vida, ayudar a los ecosistemas, reducir la contaminación y fomentar el desarrollo de tecnologías verdes.

Actualmente, se ha probado la efectividad de las alternativas Bio, pero aún se necesita mucha más capacitación, preparación y control estatal, es por esto que el panorama aún está dividido: en algunas zonas los pequeños agricultores ya cuentan con prácticas agroecológicas dignas de extenderse; mientras que en otras, la vocación por los productos químicos tradicionales se encuentra arraigada por la tradición y practicas culturales que definen la forma de cultivo de algunos productos.

Hay trabajo por delante para disminuir el desmedido uso de los químicos que ponen en riesgo la sostenibilidad agrícola, un problema que se concentra en la producción y las ganancias, pero no en la vida. Por tal razón, es urgente pensar en el futuro del medio ambiente y la humanidad.

Fuentes: